sábado, 17 de junio de 2006

Silencio

El silencio llegó de pronto. Miraba por la ventanilla del tren como a lo lejos la tormenta se alejaba.
El silencio se sentó a mi lado. Tenía la mirada perdida y al notar su presencia, le miré a los ojos.
El silencio se quedó conmigo. Comencé a pensar en ella y en la distancia que nos separaba.
El silencio se hizo mi amigo. Y me eché a llorar sabiendo que te perdía...
Publicar un comentario