miércoles, 8 de mayo de 2019

La torpeza de los amantes rotos

Todo quedó en una mirada.

Desnuda el alma

De todas las palabras, escogí el alma y decidí desnudarla para saber lo que escondía.
Empecé despojándola de mentiras, de versos insulsos y de adornos sin sentido que la hacían sentir cansada.

lunes, 29 de abril de 2019

Ella, SN 696969

«¡Eres un maldita zorra!», arrojó su cuerpo contra la pared. La caída desigual, marcada por el peso de cada agresión, intentaba acompasarse con las agujas del reloj, con la mirada perdida como una hoja mecida por el viento. Él corrió a la cocina, cogió el primer cuchillo que encontró y antes de que su espalda rozara siquiera el suelo, lo hundió en su pecho una y otra vez. Un leve pitido anunciaba el final. Apenas unos segundos. Se hizo el silencio. El hombre rompió a llorar abrazando los restos vacíos. Emocionado, besó por última vez su boca modelo garganta profunda.