viernes, 24 de junio de 2011

Amor platónico


Volví a soñar contigo. Últimamente apareces con frecuencia escondido entre los personajes de mis sueños. Te has colado en mi subconsciente y ahora no puedo sacarte de mi cabeza. No importa el tono de mi ensoñación, siquiera los sentimientos, siempre estás ahí para ayudar a levantarme si caigo, para sonreír si yo río, para poner el hombro si lloro... Dando luz a mi obscuridad y despertando antiguos deseos. Cómo es posible que una única palabra tuya, aquel reencuentro, hiciera temblar mis cimientos de modo que siendo tan solo una ilusión me crea a tu lado el resto de mi vida.
Publicar un comentario