lunes, 15 de agosto de 2011

Borrachas de rutina

Los sentimientos están sobrevalorados.
Sentir es sencillo, disentir es lo complicado.
¿Cómo iniciar un nuevo camino cuando
el bache a superar es mayor que la esperanza?
¿Cómo, si quiera, plantearse respirar aire fresco
cuando el miedo te oprime hasta ahogar?
Quisiera vaciar mi corazón de sentimientos,
dejar de desear lo que no tengo,
y borrar de la memoria lo que duele,
y lo que no también, olvidarlo todo.
Amarrarse a la rutina es más fácil
que aventurarse a vivir lo que nos está vetado
por ser simples amas de casa amarradas a las labores
como a la botella los borrachos.
Publicar un comentario