martes, 6 de diciembre de 2011

Los cuatro elementos

Soñó que era fuego, caliente y seco,
Amando con pasión a Prometeo.
En rojo ardiente de perdidos deseos
Y silencios encondidos.

Soñó que era tierra, seca y fría,
Creció en melancolía de adversidades
Amamantando a quien dio luz
De alma yerma y marchita.

Soñó que era agua, fría y húmeda
Y se dejó llevar por las mareas
Víctima de las emociones en superficie
Ocultando de invierno su feminidad.

Soñó que era aire, húmedo y caliente,
Sangre viscosa en sustancia pura,
Inspirando la muerte, expirando la vida.
Bebiendo los vientos por Eros.

En la indecisión de los elementos decidió ser Vida.
Publicar un comentario