domingo, 20 de noviembre de 2011

Lo insípido de las palabras trasnochadas

Dime, ¿A qué saben las palabras
Cuando solo se mastica silencio?
Dime, ¿A qué sabe el silencio
Si solo se consume soledad?

Dicen de la soledad
Que es el peor de los males,
Que su sabor es amargo
Cuando no tienes más.

Dicen del silencio
Que es el peor castigo,
Que su sabor es amargo
Cuando no oyes más.

Si sumas amargo y amargo
¿Qué obtienes, más amargura?
¿O la suma de ambas
es quizá igual a la nada?

Las palabras no tienen sabor.
Si sumas nada más nada
Dime, ¿Qué obtienes entonces,
más vacío o el dolor más intenso?
Publicar un comentario