jueves, 8 de diciembre de 2011

Yesterday


De volver al silencio me encuentro cansada,
Derrotada en las mil mareas en las que nado
Con la espalda dolida por el peso que cargo.
Y a pesar de todo eso, no me queda nada.

De encontrarme otra vez con ella, mi sombra,
Enraizada a la cordura que perdí con el tiempo,
Se burlan de mi locura golpeando contra el viento
Todo lo que siento y, sin querer, vomito por mi boca.

¡Alejáos, insensatos, no merezco vuestra ayuda!
Dejadme morir en paz reviviendo mi pasado,
Aquel tan lejano que apenas he llorado
Cuando era feliz, el de la infancia huesuda.
Publicar un comentario