martes, 3 de enero de 2012

Un pensamiento en felino

Frío, calor, y más frío... Hoy solo son despedidas tristes. El día amaneció de un húmedo obscuro, poblado de espesos cúmulos. No hay escapatoria, la noche es cada día más larga. Me sentaré junto a mis gatas a ver la vida pasar, dormitaré las mismas horas y participaré de sus juegos rebeldes. Por hoy no hay más motivo para seguir adelante que agotar alguna de las seis vidas que aún me quedan. Quizá mañana tenga más suerte ...
Publicar un comentario